by - noviembre 21, 2010

No se puede cambiar de corazón como de camisa, sin perder la S O N R I S A *

You May Also Like

0 comentarios