Olvidarte es más difícil que encontrarse al sol de noche.
Que entender a los políticos o comprar la Torre Eiffel.
Más difícil que fumarse un habano en American Airlines.
Más difícil que una flor plástica marchita.

Olvidarte es más difícil que una flaca en un Botero.
Que encontrarse a un gato verde, o a un cubano sin sabor.
Más difícil que Lady Di en la estación del metro.
Olvidarte, es tan difícil olvidarte...

Olvidarte, olvidarte.
Es querer jalarle el pelo a una botella.
Es creer que la memoria es un cassette para borrar.
Olvidarte es recordar que es imposible #

No hay comentarios:

Chat gratis